Proceso de lijado

Su importancia

En ekoegur sabemos que el proceso de lijado es mucho más importante de lo que normalmente se cree.  Muchas veces marca la diferencia entre un trabajo y otro ya que no solo consiste en eliminar el barniz antiguo sino en dejar toda la superficie bien refinada incluyendo orillos y rincones y con la mayor planitud que el soporte permita. Para ello es muy importante disponer de la herramienta necesaria y dedicarle tiempo para realizar los pases de lija pertinentes. Y en eso somos especialistas, logrando dejar suelos espectaculares.

¿Cuándo hay que lijar?

Cuando un parquet está deteriorado, ya sea por haber tenido problemas de humedad, estar muy rayado, presentar agrietamiento excesivo entre tablillas,  tener el barniz velado o cuarteado, manchas que ya no pueden eliminarse o pérdida de brillo.

¿Cómo se hace?

Lo primero que hay que hacer es eliminar el barniz antiguo y eso se hace pasando una lija basta que araña el barniz hasta eliminarlo. El pase de esta lija basta se realiza con una lijadora de banda y donde ésta no llega, como en los orillos, con una lijadora orillera. Ambas máquinas tienen aspiración para poder trabajar en un ambiente limpio de polvo. Una vez eliminado el barniz antiguo, se procede a refinar la madera realizando sucesivos pases de lija cada vez más finas, para ir eliminando paso a paso las rayas dejadas por las lijas anteriores. Para ello se utiliza tanto la lijadora de banda como la lijadora rotativa Trio y la Rotex para los orillos, que dejan una superficie inmejorable para luego aplicar la protección deseada.

¿Se hace polvo?

Todas las herramientas con las que trabajamos tienen aspiración por lo que el polvo no es un problema.